viernes, agosto 12, 2016

Hay mi jonoq kuhalil


Hay mi junoq k’uhalil...

Xhiwil kusilal,
K’am numk’ulal.
Tok’al chin ek’ tukokoq
Xhol yib’an q’inal ti’.

Koch wal tol til hin lanan wek’jab’i,
k’aynaq-hintoq xol te’.
Lanan hin sayon heq saq b’e,
Palta tol, k’exan p’ay ayin hek’hoq…

Chi ek’ hin sat p’ay skaneb’al xch’ikin  yib’an k’inal,
Somnaq hin nab’al,
Maqan hin sat,
K’aynaq hintoq xol asun.

Tzet b’ehal chi wi’?

Hay miman b’e
Hay mich’b’e
Hay wach’ b’e
Hay yob’ b’e

Ma tol yowalil chin ek yul skaneb’al,
Ma k’amaq xin…
Watx’ k’al yilil,
Palta miman stojol jujun…

A ton hin pixan tu’ hoq alonhoq,
A ton hun jun saqb’e tu’:
K’am chi ilchaj wuj.
Ham heb’ wichman tu hoq tx’oxon ayin sataqtoq...

Yuj Naq

Shulin Zack


Algun dia...

Cuando hay tristeza
Y no hay  paz,
Es estar perdido
en la faz de la tierra.

Me siento como un caminante solitario,
Perdido en el bosque,
en busca del camino blanco,
...y buscando en el lugar equivocado.

Miro los cuatro puntos cardinales,
Pienso en un sin fin de cosas a la vez,
Tengo la vista nublada,
Parezco estar perdido entre las nubes.

Cual camino debo tomar?
El ancho, el angosto,
El bueno o
el que aparenta ser.

Quizás deba caminar en los cuatro o
quizas no...
Todos parecen ser buenos,
pero cada uno tiene su propio precio...

En el fondo de mi ser se esconde la  respuesta.
La búsqueda del camino blanco es un:
Desafío.
Mis ancestros me indicaran cual es el  adecuado...

Por salvador Zacarias











domingo, enero 31, 2016

Tx’oqlilal

Tx’oqlilal.

Joq'an-hay asun,
k'am no  tz'ikin chi bi'tni,
k'am  no tx’i ch’el yaw:
mayal hay k'u.

Woqan-hin hay x'txikin jun yal na',
k'am tzet chi wab'e,
k'am tzet chi wila':
tz'inan xa smasanil.

Tok'al nojanhin-hayoq,
ka xin maqchen hin sat,
k'al  hin tx’ikin:
Til hin kaq'e lanan wihoni.

Tilton kaq’e  chi ahon wip,
k’al hin kawilal,
x’hay  numnaj  tzet chi wab'e:
til  hin chik'il chi wab' yekjab yul hin tx'anil.

Ch’wab’  sp'il hin pixan,
Palta hin mimanil k’amaq,
Tx'oq xa tzet chi wab’e,
Txoq xa tzet chi wila’.

Axkawal tol  Chotan hay heb’ wichman hin k’atan'.
Hin mamin b’ay hin watx, hin chicay b’ay hin k’exan.
Tukan hay heb’ sat tx’otx’:
Wal  numk'ulaloq yin heb’.

pural x’hoq sat heb' win.
...Tzet chat hon man?- Xhi hin chicay.
manchaq uch naq- Xhi hin mamin, axka ti.
B'aytal petoj hex?- kinchi b'ay heb’...

B'aytal petoj hach axhti'?-Xhi yahon meltzoj heb’ hin q’anej
x’k'ayaj hin nab'al
matol ha heb' xi apni b'ab'el ma hayin
ma lajan x’yun japni- Kinchi yul hin nab’al

-ha yet  jaqan ha sat...
hayach ek' ha txok'lil
palta yet cha mutz'oni
hayon hek' hetoq-xhi hin mamin  tu ayin...

...man chaq hach xiwi’
man chaq hach kusi’
man chaq hach oqi'
Ayon k’al hek’hetoq ' -Xhi heb’ skawanil.

Yuj Naq Xhulin Zak Maltin
 "Yihin x'tx'ikin Cham Xhulin (hin k’exel) K'al Xala Matal, aton satkan tu’ tukan hayteq win"





 Traduccion al Español

Mi Soledad

Estaba muy nublado,
Los pájaros dejaron de cantar,
Los perros dejaron de ladrar:
Y calló la tarde.

Estaba sentado en la orilla de una casa,
No escuchaba nada,
No miraba nada:
Estaba en silencio.

Estaba agachado,
…con los ojos cerrados
y los oídos también...
solo sentía mi respiración


...es lo que me daba fuerza,
es mi aliento de vida.
Me sentía  abandonado en el silencio:
solo sentía el recorrer de mi  sangre en las venas.

Mi corazón palpitaba,
Mi cuerpo: inmóvil.
Escuchaba algo diferente,
Miraba algo distinto.

Parecía   que mis abuelos se hicieron presentes;
a mi derecha, mi abuelo: a mi izquierda mi abuela.
Ellos contemplaban la naturaleza y
transmitían  mucha paz.


Cuando me reconocieron dijeron.
...Qué tienes hijo?-preguntó mi abuela
Aún no le preguntes-dijo el abuelo
De dónde vienen?-Les pregunte


¿De dónde vienes?-Me regresan la pregunta
Me sentí confundido al pensar
como me encontré con ellos.

 ...oh acaso fue un encuentro espiritual-Me decía a mi mismo

-Cuando tienes los ojos abiertos,
Te encuentras solo,
Y cuando los cierras:
Estamos contigo. –dijo mi abuelo.



No tengas miedo,
No te pongas triste,
No llores:
Estamos contigo- Dijeron…


Por Salvador Zacarias

viernes, octubre 30, 2015

Yul Ko Qab hay tzet chi ko jatne


Numumi yay k’u
axka yay numnaj tu’
xihay k’ax numnaj hin wayan
Ha yet xk’ayaj k’u yintak’ Witz ka xhin muntz’on hin sat

  jun yib’an k’inal ti’, lajan axka junoq wayich
koch tol watx’ k’al yili palta yet chi hel ko wayan
k’exan pax ch’yun jiloni
ma tol lananto k’al ko way xin…

  majan yej yib’an q’inal - xhi- chi wab’ yalon anima
ay mi junoq sk’uhalil manxa majon hoq yune’
yamita ha yet majxa el ko wayan tu’
ha mi yet k’am xa chi uj sjaq chaj  ko sat

  hoq lajwoq kusilal, chichon k’ulal
til xa swatxilal oq uj jiloni
...num xihel hin wayan…
yamita chan ajaw chi ya' chan wil yalji k’u junelxa…

  ...xi cham axka ti
jujun k’u, chi alji k’u
jujun k’u, chi way k’u
jujun k’u, cha jaq ha sat
jujun k’u, cha maq ha sat…

  yet cha jaqon ha sat
hoq hil chet chat jatne'
yamita watx’, yamita yob’
yet cha mutz’oni',

  aton yet chi lajwi kan jun ha k’u tu…
yekal, k’exan xa tzet hoq ha jatne'…
-elab’ ha wayan xin!
chahel yich junoq xa ak’ k’u- xhi cham ayin…

  tatol wayich jun ti’
k’am chi woche ch'hel hin wayan...
k’amaq mi…
hay k’al to tzet hoq wila...k'ujan k'ulal xin jaqon hin sat…

  wal swatx'ilal  yili yib'an k'inal...

  Yuj Naq
Xhulin Zak


  Traduccion al español

  Ya se estaba cayendo el Sol
Y al caer…
Yo, también caí en un sueño
Cerré mis ojos cuando el Sol se ocultó detrás del cerro


La vida es como un sueño,
Parece que todo marcha bien, hasta abrir los ojos
Todo se ve diferente
Oh quizás seguimos en un sueño

-La vida es prestada-dicen algunas personas
Algún día dejará de serlo
Quizás cuando ya no nos despertemos
Cuando los ojos ya no se podrán abrir

La tristeza y el odio se extingue
Solo podremos ver maravillas
…de repente me desperate
el dueño de la vida quiere que vea alumbrar el Sol una vez más…

esto me lo dijo:
Cada día, nace el Sol
Cada día, se oculta el sol
Cada día, abres tus ojos
Cada dia, los cierras…

Al abrirlos
tu eliges que hacer
Obrar bien o mal
Y cuando los cierras

…es cuando se te acaba el día
Mañana, harás algo diferente
Despierta entonces!
-empieza otro Nuevo amanecer-dijo asi

Si esto, es un sueño…
No me quiero despertar…
Parece que no
Aun me falta ver..abrí mis ojos lentamente


es bello apreciar la vida!

Por Salvador Zacarias

martes, julio 29, 2014

Un Encuentro Imaginario

Miro las manecillas del reloj
Cierro mis ojos
El tiempo se detiene
Mi pensamiento se detiene


Me quedo inquieto
No escucho nada
Mi mente se queda en blanco
Mi ser se queda inmóvil

Mi imaginación vuela sin límites
Escucho una nota musical

Te escucho decir “Hola”
Esto me despierta
Te veo sonreír
Esto me alegra.

Tus ojos son como dos  ventanas
que me deja ver el universo
Te miro fijamente,
Ya te habré visto en alguna dimensión de la vida

Por Salvador Zacarias

viernes, mayo 23, 2014

No te Encontre


¡No te encontré!
Salí a buscarte
En una calle vacía.
Con una gran ansiedad,
...de encontrarte.

Mi mente creó una imagen tuya.
Aceleré mis pasos.
Corrí hacia ti.
La imagen desvaneció.


Lo vi tan real…
Era una ilusión.
Solo fue mi imaginación.
Nada existía.

Respiré profundo
Y cerré mis ojos.
Mi mente procesaba mil pensamientos por segundo.
Solo sentía  mis pies en en suelo.

Al abrir mis ojos,
Estaba parado en medio del camino.
La vida es un misterio-dije
Y seguí caminando...


Por Salvador Zacarias


sábado, marzo 15, 2014

Kusil Son


Jab’eq Junoq Kusil Son


-Teneq’ junoq kusil son, ka chon tz’aloji –Xhi jun cham icham winaq chotan hay yul jun miman xhila.  Ah yet x’yab’on heb’ naq  sonelwon,  sb’alon aj heb’  sq’ab’ skamixh, ka xsonelwi heb’. Axkawal tol tilxanej   xa jun kusil son  tu’ oq sten heb’.  
Xiwil xa mak ayek’oq: unin, ach’ej, q’opoj, icham, ixnam, hay xa k’ax jan man awteb’eloq ayek’oq. Ha pax hin xin tok’al chi ek’ hin sat.   Ah yet xi aj stenlay te son, koch masanil anima xi aj kanalwoq. Kusil stenlay te, palta aton yochwen heb’ tu’.  
Hay jun ach’ej tokal chotanhayoq, koch tol hay jap’oq kusilal x’ap’nihok yin spixan. Xihel lemnaj yin sat yet max toj t’an naj sat najat yin jun ix q’opoj chotan hay spak’il xtx’tux.  Maj sna naq kayeloq, ka xi toj  yihon elteqnaq  ix kanalwoq.


-Miman k’ulal chicay, chi uj mi ch’an hin kawalwi yetoqu ix une’?-Xhi naq axka ti’. Koch wal tol pural xi ajol kab’ q’anjej tu yul snuq.  
-Q’alne’ ab p’ay ix-Xhi xala tx’utx’ej.
-Ja’ junoq’ kanal tx’o ma-ma-Malin?-Xhi naq axka ti’. Xi k’ab’laxhli naq yalon sp’i ix. 
Maj ta’woq ix, tok’al xi oq tukan yin sat, ka xi eltoq ix kanalwoq yetoq.
Hek’antoq b’ay hin watx’-Xhi ix Malin.Yamita sb’ab’el to heb’ yilon sb’a, k’am wal miman q’anej xi yal heb.
-Yowalil, tol hoq ko muqkan ko kusilal axka tu’, oq uj ko tz’unun tz’aloj k’ulalil yin ko pixan. – xhi cham ichan winaq xq’anon te’ kusil son…
Koch tol x’k’expoj  yul snuq te son, yet x’k’ajam cham icham winaq tu’ junelxa. Axka yet lanan x’k’expoj yul snuq te’, k’a pax  snab’al heb’ kanalwom  lanan xk’expoji.  Ta’ hay junoq  kusilal hayoq yin xpixan junoq heb’: max elkan hoq  yet xi ek’ hoyoyoq’ heb’ skanalwi.
Ah yet xi hay b’utnaj te’ te son,  xin sayek’ cham icham winaq, xi ek’ tukokoq’ hin sat xol anima, k’am tz’et x’wila’.  Koch tol axka junoq cheq’b’ej yej mi cham, tok’al xi ul stenel cham ko wayan—kin chi k’al  yul hin nab’al hin tx’oq’lil.  Haxa x’wab’oni, xi b’itni aj   jun no mamej kaxhlan.

—Yel toni’, wayich jun ti’!   

Yuj Naq Xhulin Zack


Traduccion



Un Son Melancolico,

Un Son Que alegra…

-Toquen un SON melancolico, para que nos alegre el alma-dijo un anciano paradójicamente que estaba sentado en un sillón. Los marimbista al escuchar, empezaron a tocar; como si esto fuera la última melodía que tocaban.

Entre los invitados habían niños,jóvenes, señoritas, personas mayores y entre otros. Yo, por el otro lado, solo andaba de observador. La mayoría se levantaron a bailar cuando los marimbistas empezaron a tocar. Tocaban tristemente, pero eso era el deseo de la gente.

En un rincón, estaba sentado un joven que reflejaba dolor en su rostro. Su parecer cambió al ver a una señorita sentado al lado de su mamá . No pensó dos veces en ir a sacarla a bailar.   

-Perdon Señora! Podría bailar con su hija-dijo a la madre de la señorita con tanto esfuerzo.
-Preguntele a ella-dijo la mama muy sonriente.

-Ma-ma-ma-Maria, podemos bailar un son?-dijo tartamudeando. Su personalidad reflejaba cierto grado de timidez. Ella se levantó sin responderle directamente y empezaron a bailar.

En un baile tradicional y cultural, el hombre baile en lado derecho y la mujer en el izquierdo: asi lo hicieron. No intercambiaron muchas palabras,quizás era la primera vez que se encontraban.

-Es necesario enterrar los que nos obstaculiza la felicidad y asi vivirla en su plenitud-dijo el anciano que solicitó la primera pieza musical.

Aquella música que empezó tristemente, estaba transformando la tristeza de algunos en algo diferente. Miraban su situación desde otro punto de vista; de una perspectiva positiva después de haber bailado en círculo.

Al terminar el son, busqué el anciano entre la gente, pero no lo encontre.  
¿Habrá sido  algún Mensajero o Enviado?-me decía en un dialogo interno. Después de un momento, escuché el canto de un gallo.

-Es verdad,  la vida es como un sueño!
Por Salvador Zacarias


jueves, noviembre 10, 2011

La Cima del Cerro


La cima del cerro.

-Me encuentro en medio del silencio y no escucho nada. Me encuentro entre la muchedumbre y me siento solo. Voy caminado a largos pasos sin destino. En medio del ruido escuché una voz silenciosa: -¿Adónde vas tan deprisa?-lo escuche, mientras seguía con mis pasos gigantes y lo ignoré. Estaba caminando solo, en un momento me sentí en compañía al escuchar la voz.

-¿A dónde voy?-me pregunte, mientras continuaba caminando.


Desde lejos miré un cerro montañoso – ¡Quiero ir en la cima de ese cerro!-dije, con deseo de caminar entre árboles. Me vi tan pequeño cuando llegué en la orilla del cerro. Era un cerro tan alto y sin veredas. Las hojas de los arboles que están tirados en suelo estaban mojados por la lluvia. Caminaba con mucho cuidado para no resbalar. Mis pasos largos se disminuyeron al caminar entre arboles. Cuando ya llevaba varios minutos de camino, miré hacia atrás: no había avanzado.

Por estar viendo mi punto de salida me resbalé en las hojas mojadas y llegué a caer en el mismo lugar. Estaba tirado en el suelo viendo hacia el cielo cuando me pregunte. -¿Ahora qué haré?- Me levanté tan rápido como pude y volví a caminar. –Tengo que llegar en la cima-decía silenciosamente-. No me importaba cuanto tiempo iba tardar. -Una meta propuesta es una meta que hay que alcanzar.-decía, tratando de motivarme. Me enfoqué en mi destino. Iba a pasos lentos, pero seguro. Te cuento, que me daba tentación de mirar hacia atrás.

Me detuve en las ramas de un árbol y miré hacia atrás. Miraba rocas de todo tamaño, grandes, medianas y pequeños. En ese momento aparece un conejo blanco que me distrajo. Por poco no me soltaba de la rama del árbol. Pegué un grito de susto. Si me resbalaba iba caer donde inicié el camino.

-¿A dónde vas? –Me pregunta una ardillita que brincaba entre las ramas de los arboles.

-En la cima del cerro –le dije, mientras trataba de escalar la montaña.

-¿Vas a continuar o regresar? –Me pregunta la ardillita, que me vio cansado e indeciso.

-¿Falta mucho para llegar? –Le pregunté, mirándole los ojitos.

-La subida es muy cansada y probablemente te va a llevar mucho tiempo-me dijo un poco preocupado-. Quizás, necesitas un empujón, Toma un poco de agua porque el camino aun es largo. Se rápido en tus decisiones.

-Continuaré o regresaré pero no me quedaré en medio-le dije.

- Quedarse en medio camino significa indecisión –me dijo la ardilla que conoce bien el camino para llegar en la cima del cerro. Tienes dos opciones, aunque parece que tuviera tres. La primera es regresar y olvidarte de la cima, la segunda es continuar cueste lo que cueste y la tercera es quedarte en medio de la montaña y que llegue un león y te come vivo.

-No-no quiero que me coma un león-le dije temblando de miedo. Elimino la tercera opción y me quedaré con dos.

-Suena como juego, Verdad-me dijo la ardillita que estaba comiendo nueces.

-Sí, solo debo saber cómo jugarlas –le dije-. No todo el tiempo he ganado, pero me divertido. Es un riesgo que se toma. Continuaré caminando. La ardilla me indicó el camino que debía tomar para llegar en la cima. Miré unos pájaros que volaban en el cielo. El águila se elevaba lo más alto, así quisiera ser.

-¿Quién eres? – me pregunta un gato que andaba perdido entre los árboles.

-No lo sé – le dije un poco apenado-. En el fondo quería ser como el águila que volaba lo más alto. Los dos amiguitos que encontré en el camino me cuestionaron mucho. Me indicaron el camino correcto y me ayudaron a definir lo que quería. Cuando me estaba acercando a la cima, hice a un lado mis dudas y preguntas. Estaba ansioso por llegar.

-Por fin llegaste –me dijo la ardilla y el gato de monte que estaban jugando en la cima del cerro.

-Me siento contento – les dije con mucha emoción-. Miré hacia atrás, recorrí un camino horrible. Al mirar hacia enfrente es como abrir mis por primera vez y ver las maravillas de la vida. Cambié de actitud. -¡Adiós!-Grite fuerte, para no volver a ver el camino que recorrí-. Ahora me toca enfrentar nuevos retos, lo desconozco: eso lo hace interesante.

-Cuéntanos, ¿De dónde vienes? –me pregunta mis nuevos amigos.

-Vengo huyendo de mi pasado-les dije, mientras buscaba un espacio donde sentarme-. No quería dejar mi pasado, porque al hacerlo implicaba compromiso. Tuve miedo al compromiso o más bien al desconocido.

-¡Miedoso! – mi dijeron los dos.

-Fíjense que no –les dije defendiendo mis ideas acerca del compromiso-. Por lo menos tuve el coraje de enfrentar mis miedos. Esto me ayudó para dar el primer paso hacia donde quería llegar. Caminé en la cima del cerro, escuché el cantar de los pájaros, disfruté el aroma de las flores. Me encontré con nuevos amigos que me saludan. El ambiente seguía igual, quien se estaba cambiando, Era Yo. Vi el mundo de otra perspectiva.

Por Salvador Zacarías