jueves, octubre 27, 2016

Lo que aprendi en el camino

Lo que aprendí en el camino


Se escuchaba el grito de los niños que jugaban balompié en el parque y desde lejos estaba José solitario sentado bajo un árbol leyendo un libro. Tenía puesto una camiseta  color verde con un número 7 enfrente. Permanecía sentado y leyendo bajo el árbol, pero de repente escucho a alguien gritar. —¡José ven a jugar con nosotros!— Le decía uno de sus compañeros, pero se hizo el que no escuchaba.
Sus compañeros estaban disfrutando el ambiente, menos él.  Empezó a nublar. José permanecía bajo la sombra del árbol, pero decidió caminar alrededor del parque para sentirse libre de distracción.
—¡José! ¿Adónde vas? —le gritaba uno de sus compañeros que estaba jugando.
—A caminar.—dijo  mientras estaba metiendo sus cosas en su mochila.  Solamente dió una vuelta en el parque, decidió caminar un poco lejos. Iba lentamente con la cabeza agachada, mirando hacia el suelo.  En el camino  se encontraba con varias personas que muy andaban apresuradas.
—¿Por qué andan tan apresuradas? —se preguntaba en silencio, algunos iban  de camino al trabajo, escuela, Iglesia y otros no tenían un lugar determinado.


—¡Buenas días! —dijo José a la primera persona que se le quedó viendo, pero fue ignorado.
—¡Buenos días! —dijo otra vez pero nadie le hacía caso. Ese día parecía que José andaba caminando invisible.
—¿No entiendo porque me ignoran? —se preguntaba. Trataba de entender, “el porque”.
Aceleró sus pasos y alcanzó  unos ancianos que iban caminando lentamente. No quería rebasarlos y disminuyó sus pasos. Los ancianos caminaban y conversaban  tranquilamente..
—¿Sabes que Don Juan? —decía uno de ellos, Don Daniel. Que llevaba un machete colgado en la cintura y tenía puesto un sombrero medio viejo—. Cuando era Joven tenía muchas metas en la vida, pero con el paso del tiempo los he olvidado.
—Yo también. —contestaba  Don Juan, el otro anciano, mirando hacia el suelo—. Cuando tenía la edad de 18 me salí de mi casa para realizar mi propia vida. Al estar lejos de mi familia, pude entender la realidad de la vida. Aprendí a trabajar y sostenerme a mí mismo. Me hice independiente de mis padres.

Los dos ancianos iban hablando de sus experiencias y eso le interesó a José, aunque que él no era parte de la conversación. Los ancianos decían  frases muy interesantes que más tarde le sirvió de reflexión.
En el camino  José se dio cuenta que cada persona  hablaba de experiencias diferentes. Él, por el otro lado, carecía de experiencias y compañerismo. Escuchó atentamente aquellas experiencias que le pareció agradable e ignoró las otras. La vida lo miraba todo de color de rosa. Hacía falta crecer y aprender de la vida.
Caminaba distraído por poco no se cae  cuando pisa una piedra en el camino.
 —¿Ahora donde voy? —Dijo entre sí.  No tenía un destino específico. Esto me suena interesante. En algunas ocasiones me pasa lo mismo, pero me detengo  para ver mi mapa de guía. Suena muy técnico, pero en la vida es necesario tener algún tipo de guía.
Se le hizo  largo el camino. Al pasar cerca de un río que estaba en la orilla del camino, se detuvo para tomar un poco de agua. Al mirar su reflejo en el  agua se dió cuenta  que se estaba cambiando. Esto le causó medio y pegó  un grito de susto. Miró a su alrededor, pero no había nadie y se rió de sí mismo.


Miró hacia atrás, los ancianos se quedaron  lejos.  El camino fue largo y llegó a pararse en la cima de un cerro. Diría que llegó ahí por accidente, no tenía ninguna intención en llegar en la cima.  Desde la cumbre pudo ver el camino que recorrió. Se sentó bajo un árbol para reflexionar lo que había visto y oído.   En ese momento se acordó de algunos comentarios que escuchó de Don Juan y Daniel, los ancianos   que caminaron junto a  él. “Si eres niño, vive como niño. Si eres joven, vive como joven. Si eres adulto, vive como adulto. No trates de vivir la etapa que aún no has alcanzado”. Se quedó pensativo por un momento. —¿Qué fue realmente lo que quisieron decir estos señores? —se preguntaba.
Sus compañeros de la escuela terminaron de jugar y estuvieron buscándolo, pero no lo encontraron y ellos marcharon a casa.
 —¿Qué habrá sido de José? —Preguntó Carlos—.  Lo vi un poco preocupado y no participó en el partido.
—Le pregunté a dónde iba—replicó Manuel— y me dijo que iba a caminar, tomó sus cosas y se fue.
 Sus compañeros iban platicando lo divertido que fue el partido de balompié mientras iban de regreso a casa. El entrenador del partido se quedó buscando a José, mientras que su asistente llevó a los demás a sus casas.   José se fue muy lejos, estuvo tan distraído en en la plática de los ancianos y por distracción llegó a pararse en la cima del cerro.
—¿Qué es lo que he hecho en la vida? ¿Por qué me pase examinando la vida de los demás? —Se preguntaba desesperadamente.  Se encontraba lejos de sus amigos. Quizás se apartó intencionalmente.
—Si pudiera regresar  al camino que recorrí, me enfocaría solamente en mi camino. —se decía. Una vez más se detuvo para reflexionar lo que había escuchado de aquellos hombres sabios que caminaron frente a él.  “En este mundo no se  puede regresar  en el pasado porque el pasado ya se ha quedado en la historia. Lo que cuenta es lo que se haces hoy—.”  ¿Qué significa esto? —Estrechaba  las manos hacia el cielo esperando una respuesta milagrosa.
—¿Qué haces aquí niño?—Le preguntó un pastor de ovejas—. Te llevaré en mi casa mientras que lleguen tus padres.  —Obedeció y se fue con el pastor. Sus padres no aparecían.  Se quedó ahí por tres días.  El pastor de ovejas se levantaba temprano para meditar.  En una libreta,  José, anotada lo que observaba del pastor.  El pastor le habló de la importancia de relacionarse con la gente. —En esta vida la gente  solamente recordarán lo  bueno que has sido para ellos —explicó el pastor a José.
A su corta edad no alcanzaba entender muchas cosas. —¿LLevarse bien con la gente, porque lo tengo hacer?—Se movía la cabeza con gesto de negación.
—¿Donde estan amigos, tus hermanos y tus padres, porque no han venido a buscarte?
—No les importo. —contestó.
—Te das cuenta de la importancia de llevarse bien con los que te rodean. —replicó el pastor—. Por mucho tiempo me pasaba analizando la vida de los demás.  Nunca pensé que podía hacer una diferencia en la vida de ellos. Estaba encerrado en mi pequeño mundo.  Ya de viejo aprendí mi lección. Hoy, solo me enfoco en lo puedo hacer cada día. Las pequeñas obras se suman y te recompensan en el futuro. Nunca camines sin saber a dónde ir.  Aprovecha cada oportunidad que presenta la vida. Haz una cosa a la vez. No te quejes como los demás —segirió el pastor con tanta seguridad.
—¿Porque me hablas de esto? —dijo José, quizas ya quería regresar con sus amigos.
—Te llevaré con tus padres. —dijo el pastor desesperado por la actitud de José—. No debieron haberte dejado caminar hasta aquí.  —El pastor lo toma de las manos para llevarlo de regreso con sus papas. En el camino le dieron otras lecciones que más tarde le benefició en la vida.


II
Cuando José ya era joven empezó a escribir sus metas. Aprendió la importancia de tener una guía en la vida. Tenía suficiente motivación para seguir estudiando y superar en la vida.  Su maestro de secundaria le enseño como crear sus metas.
—Lo más importante en la vida es siempre tener un objetivo, —dijo su maestro—. y  lo puedes crear en cualquier momento.  Segundo, debes de tener un plan de acción para que esa meta no se convierta en deseo.
Cada día, José, aprendía nuevas lecciones. Del pastor aprendió a meditar y de su maestro la importancia de tener metas escritas. Combinado estas lecciones tendría una buena guía. El día se le hizo largo y se queda dormido.
 —¡José! ¡José! Levante— gritaba su madre.  —Se le hizo tarde para ir a la escuela. Su desayuno ya estaba preparado, comió tan  rápido y toma la bicicleta de su hermano para ir a la escuela.
—No hay que esperar  llegar a cierta edad para hacer un cambio en nuestra vida y en la vida de los demás. El cambiar o hacer una diferencia, empieza hoy, porque es el único momento que tenemos. En el camino de la vida  encontramos  las respuestas a nuestras preguntas. —Se acordaba de lo último que le dijo el pastor de ovejas. Cada día tomada acción.
—¿Cuál es tu sueño? ¿Cuál es tu misión en la vida?—También se acordaba de las platicas largas que tuvo con su maestro—.  Si, por alguna razón  se te olvidó que tenías una misión, te invito a que reflexiones por un momento para que pienses  en que has fallado. Nunca es tarde para remediar el pasado. —Esto sería su última lección del maestro.





Editado 10.15.16









viernes, septiembre 30, 2016

Una Visita

Chon ul Il’layhoq

Wal sikoq yina’, chi wab’ yok kaq’e yin hin mimanil, chi toj t’an naj hin sat sjolom wits, lana xa sk’ayaj k’u. k’am xa mak ch’ek’jab’ yul b’e, til xa no tx’i chi el yaw, yamita hay tzet chi yil no’.

Xi hay b’utnaj k’u k’al no tx’i xi hay numnjaj yel yaw no’. Tukan hin aj  sat kan, lanan hin b’ison waykan...jun waykan, kab’ waykan...oxlajun waykan kinchi yul hin nab’al. Til ch’an yin waxaq lujeneb’ xin apni hin b’isoni ka xin oktoq yul na’. Xin b’ut jun yal kantela tzeqan okoq ka xin toj wayoq.   K’am to chin mutz’ hin sat ka xi  wab’on  sjoylab’i yul te kan.
 —  Tzet mi yetal, yamita hay junoq no mis lanan yuqten ek’ janoq tx’ow— kin chi.
X’wab’on sjoylab’i  junelxa, palta nani koch tol hay anima lanan yek’jab’ chi wab’e. —Teqan lanan xa yok hin wayich —kin chi k’al yul hin nab’al, ka xin maqchen hin sat k’al hin  txikin yetoq jun kaq tx’amb’alej.


Ha xa x’wab’oni—Hayon xa ek’ ko masanil—Sxhi heb’.  X’el xa numnaj hin wayan. Teqan tol hay elq’on hayaj toq yul kan —kin chi,palta Koch til hin chi wab’ tzet chi’al-layi, hapax hin man, hin tx’utx k’al heb’ wuxhtaq k’am tzet chi yab’ heb’. Tzet xam yetal chi ek’toq yul kan, k’am chi elapnoq hin nab’al yin sq’anjej heb.


—K’am xa  chon ha’lay  b’inajoq -Xhi heb’—k’am xa chon nalayteq yuj  heb’ jinatil, mayalmi hon k’aytoq yuj heb’-Xhi heb’ axkati’.
—Yet tax payxa, chi wab’ xchajli heb’ wichman haxka ti—“Spixan Sat Kan, Spixan Sat Tx’otx, hex mamin, hex chichay, b’ab’el mamej, b’ab’el tx’utx’ej, hex taynem mundo…” **


—Teq’an tol Yib’an Q’inal jan lanan sq’ajamb’ ti,’—Kin chi—.Ta tol yel, t’anan mi hayteq sat heb jib’an nani, hay mi tzet ch’yoche’ heb’ chi yal hayon, ech mi yet aq’b’alil chi yoche chi q’ajam jetoq, yet saq k’inal maqan ko txikin b’ay heb.

—Hex mamin, hex chicay, tzet che yoche ch’yal hayon?—Kin chi,  ha waloni, hoq yab’ heb tzet x’wala’. K’am mak x’ta’wi’  hayin. Hay mi tx’olilal tzet ch’yun ko q’ajam b’ay heb’. K’ujan k’ula xin ajwan, k’amxa hin xanab’ x’wahokoq,ka xin ajtoq tukan yul kan, palta k’an tzet x’wila’.
—Tzet cha sayek’ cha’,  tom k’am ha wayan?—Sq’alnen yab’  him mam ayin.
—Yamita miman kape x’wuk’aytoq yuj xan k’am ch’oq hin wayan.—Kin chi


Yet sk’inib’ihajoq, chi to’  hin nateq tzet x’wab’ aq’ab’alil. —Yel ta mi,k’am xa chi wa b’inaj heb’ wichman. —Kin chi, ka xin toj b’ey sjolom witz. Tzaqlojoq jun yal baqtak tx’i wintaq.
—Jil ko mam-Xhi jun cham icham winaq ayin.
—Jil ko mamin, tayne’ ha b’a —Kin chi b’ay cham. Hech ch’an cham xin cha’ yul b’e k’am xa maq x’wil yin. X’el’ len naj hin nab’al. Heb’ Yib’an Q’inal,  hay mi  k’al ek’ heb’ jetoq, ha mi heb’ chon taynen yet chi ajol k’u k’al yet chi k’ayaj k’u—kin chi.

—Hex mamin tx’oxeq heb’a ayin—x’el waw slom witz.  Til te te’ chi wab’ sb’il xaqil, k’al no tzikin chi hek’ jupopoq sat kan, chi wab’ k’a pax yoq jan tx’i tal najat. Ha pax no wub’lew tok’al chotan hay no’.  Ta hay mak chon ha hon xiw xol te te’ ti, yamita ha no b’abel chi elajoq—Kin chi ka chin hok tukan yin no’.


 —Hay mi junoq b’aq’in hoq wil he yin—kin chi xolaq  te’  sjolom witz— palta nani  tok’al che tx’ox heb’a yin tzet xe jatne’ kanoq’.  hoq xa jil ko b’a, junelxa ,  ha ko meltzoj ti—kin chi b’ay heb’.


Yuj Naq Shulin Zack Maltin.
Por Salvador Zacarias

Nota:
**
1. Mundo = Q’inal.  Las 3 dimenciones Y’ib’an Q’inal; supra mundo, Q’inal; mundo y Yalan Q’inal; inframundo, use la palbra mundo en ves de Q’inal.

2. Frase tomado de un Poema de  Gaspar Gonzales, Cham Ajchum



 


viernes, agosto 12, 2016

Hay mi jonoq kuhalil

Hay mi junoq k’uhalil...

Xhiwil kusilal,
K’am numk’ulal.
Tok’al chin ek’ tukokoq
Xhol yib’an q’inal ti’.

Koch wal tol til hin lanan wek’jab’i,
k’aynaq-hintoq xol te’.
Lanan hin sayon heq saq b’e,
Palta tol, k’exan p’ay ayin hek’hoq…

Chi ek’ hin sat p’ay skaneb’al xch’ikin  yib’an k’inal,
Somnaq hin nab’al,
Maqan hin sat,
K’aynaq hintoq xol asun.

Tzet b’ehal chi wi’?

Hay miman b’e
Hay mich’b’e
Hay wach’ b’e
Hay yob’ b’e

Ma tol yowalil chin ek yul skaneb’al,
Ma k’amaq xin…
Watx’ k’al yilil,
Palta miman stojol jujun…

A ton hin pixan tu’ hoq alonhoq,
A ton hun jun saqb’e tu’:
K’am chi ilchaj wuj.
Ham heb’ wichman tu hoq tx’oxon ayin sataqtoq...

Yuj Naq

Shulin Zack


Algun dia...

Cuando hay tristeza
Y no hay  paz,
Es estar perdido
en la faz de la tierra.

Me siento como un caminante solitario,
Perdido en el bosque,
en busca del camino blanco,
...y buscando en el lugar equivocado.

Miro los cuatro puntos cardinales,
Pienso en un sin fin de cosas a la vez,
Tengo la vista nublada,
Parezco estar perdido entre las nubes.

Cual camino debo tomar?
El ancho, el angosto,
El bueno o
el que aparenta ser.

Quizás deba caminar en los cuatro o
quizas no...
Todos parecen ser buenos,
pero cada uno tiene su propio precio...

En el fondo de mi ser se esconde la  respuesta.
La búsqueda del camino blanco es un:
Desafío.
Mis ancestros me indicaran cual es el  adecuado...

Por salvador Zacarias











domingo, enero 31, 2016

Tx’oqlilal

Tx’oqlilal.

Joq'an-hay asun,
k'am no  tz'ikin chi bi'tni,
k'am  no tx’i ch’el yaw:
mayal hay k'u.

Woqan-hin hay x'txikin jun yal na',
k'am tzet chi wab'e,
k'am tzet chi wila':
tz'inan xa smasanil.

Tok'al nojanhin-hayoq,
ka xin maqchen hin sat,
k'al  hin tx’ikin:
Til hin kaq'e lanan wihoni.

Tilton kaq’e  chi ahon wip,
k’al hin kawilal,
x’hay  numnaj  tzet chi wab'e:
til  hin chik'il chi wab' yekjab yul hin tx'anil.

Ch’wab’  sp'il hin pixan,
Palta hin mimanil k’amaq,
Tx'oq xa tzet chi wab’e,
Txoq xa tzet chi wila’.

Axkawal tol  Chotan hay heb’ wichman hin k’atan'.
Hin mamin b’ay hin watx, hin chicay b’ay hin k’exan.
Tukan hay heb’ sat tx’otx’:
Wal  numk'ulaloq yin heb’.

pural x’hoq sat heb' win.
...Tzet chat hon man?- Xhi hin chicay.
manchaq uch naq- Xhi hin mamin, axka ti.
B'aytal petoj hex?- kinchi b'ay heb’...

B'aytal petoj hach axhti'?-Xhi yahon meltzoj heb’ hin q’anej
x’k'ayaj hin nab'al
matol ha heb' xi apni b'ab'el ma hayin
ma lajan x’yun japni- Kinchi yul hin nab’al

-ha yet  jaqan ha sat...
hayach ek' ha txok'lil
palta yet cha mutz'oni
hayon hek' hetoq-xhi hin mamin  tu ayin...

...man chaq hach xiwi’
man chaq hach kusi’
man chaq hach oqi'
Ayon k’al hek’hetoq ' -Xhi heb’ skawanil.

Yuj Naq Xhulin Zak Maltin
 "Yihin x'tx'ikin Cham Xhulin (hin k’exel) K'al Xala Matal, aton satkan tu’ tukan hayteq win"





 Traduccion al Español

Mi Soledad

Estaba muy nublado,
Los pájaros dejaron de cantar,
Los perros dejaron de ladrar:
Y calló la tarde.

Estaba sentado en la orilla de una casa,
No escuchaba nada,
No miraba nada:
Estaba en silencio.

Estaba agachado,
…con los ojos cerrados
y los oídos también...
solo sentía mi respiración


...es lo que me daba fuerza,
es mi aliento de vida.
Me sentía  abandonado en el silencio:
solo sentía el recorrer de mi  sangre en las venas.

Mi corazón palpitaba,
Mi cuerpo: inmóvil.
Escuchaba algo diferente,
Miraba algo distinto.

Parecía   que mis abuelos se hicieron presentes;
a mi derecha, mi abuelo: a mi izquierda mi abuela.
Ellos contemplaban la naturaleza y
transmitían  mucha paz.


Cuando me reconocieron dijeron.
...Qué tienes hijo?-preguntó mi abuela
Aún no le preguntes-dijo el abuelo
De dónde vienen?-Les pregunte


¿De dónde vienes?-Me regresan la pregunta
Me sentí confundido al pensar
como me encontré con ellos.

 ...oh acaso fue un encuentro espiritual-Me decía a mi mismo

-Cuando tienes los ojos abiertos,
Te encuentras solo,
Y cuando los cierras:
Estamos contigo. –dijo mi abuelo.



No tengas miedo,
No te pongas triste,
No llores:
Estamos contigo- Dijeron…


Por Salvador Zacarias

viernes, octubre 30, 2015

Yul Ko Qab hay tzet chi ko jatne

Numumi yay k’u
axka yay numnaj tu’
xihay k’ax numnaj hin wayan
Ha yet xk’ayaj k’u yintak’ Witz ka xhin muntz’on hin sat

  jun yib’an k’inal ti’, lajan axka junoq wayich
koch tol watx’ k’al yili palta yet chi hel ko wayan
k’exan pax ch’yun jiloni
ma tol lananto k’al ko way xin…

  majan yej yib’an q’inal - xhi- chi wab’ yalon anima
ay mi junoq sk’uhalil manxa majon hoq yune’
yamita ha yet majxa el ko wayan tu’
ha mi yet k’am xa chi uj sjaq chaj  ko sat

  hoq lajwoq kusilal, chichon k’ulal
til xa swatxilal oq uj jiloni
...num xihel hin wayan…
yamita chan ajaw chi ya' chan wil yalji k’u junelxa…

  ...xi cham axka ti
jujun k’u, chi alji k’u
jujun k’u, chi way k’u
jujun k’u, cha jaq ha sat
jujun k’u, cha maq ha sat…

  yet cha jaqon ha sat
hoq hil chet chat jatne'
yamita watx’, yamita yob’
yet cha mutz’oni',

  aton yet chi lajwi kan jun ha k’u tu…
yekal, k’exan xa tzet hoq ha jatne'…
-elab’ ha wayan xin!
chahel yich junoq xa ak’ k’u- xhi cham ayin…

  tatol wayich jun ti’
k’am chi woche ch'hel hin wayan...
k’amaq mi…
hay k’al to tzet hoq wila...k'ujan k'ulal xin jaqon hin sat…

  wal swatx'ilal  yili yib'an k'inal...

  Yuj Naq
Xhulin Zak


  Traduccion al español

  Ya se estaba cayendo el Sol
Y al caer…
Yo, también caí en un sueño
Cerré mis ojos cuando el Sol se ocultó detrás del cerro


La vida es como un sueño,
Parece que todo marcha bien, hasta abrir los ojos
Todo se ve diferente
Oh quizás seguimos en un sueño

-La vida es prestada-dicen algunas personas
Algún día dejará de serlo
Quizás cuando ya no nos despertemos
Cuando los ojos ya no se podrán abrir

La tristeza y el odio se extingue
Solo podremos ver maravillas
…de repente me desperate
el dueño de la vida quiere que vea alumbrar el Sol una vez más…

esto me lo dijo:
Cada día, nace el Sol
Cada día, se oculta el sol
Cada día, abres tus ojos
Cada dia, los cierras…

Al abrirlos
tu eliges que hacer
Obrar bien o mal
Y cuando los cierras

…es cuando se te acaba el día
Mañana, harás algo diferente
Despierta entonces!
-empieza otro Nuevo amanecer-dijo asi

Si esto, es un sueño…
No me quiero despertar…
Parece que no
Aun me falta ver..abrí mis ojos lentamente


es bello apreciar la vida!

Por Salvador Zacarias

martes, julio 29, 2014

Un Encuentro Imaginario

Miro las manecillas del reloj
Cierro mis ojos
El tiempo se detiene
Mi pensamiento se detiene


Me quedo inquieto
No escucho nada
Mi mente se queda en blanco
Mi ser se queda inmóvil

Mi imaginación vuela sin límites
Escucho una nota musical

Te escucho decir “Hola”
Esto me despierta
Te veo sonreír
Esto me alegra.

Tus ojos son como dos  ventanas
que me deja ver el universo
Te miro fijamente,
Ya te habré visto en alguna dimensión de la vida

Por Salvador Zacarias

viernes, mayo 23, 2014

No te Encontre


¡No te encontré!
Salí a buscarte
En una calle vacía.
Con una gran ansiedad,
...de encontrarte.

Mi mente creó una imagen tuya.
Aceleré mis pasos.
Corrí hacia ti.
La imagen desvaneció.


Lo vi tan real…
Era una ilusión.
Solo fue mi imaginación.
Nada existía.

Respiré profundo
Y cerré mis ojos.
Mi mente procesaba mil pensamientos por segundo.
Solo sentía  mis pies en en suelo.

Al abrir mis ojos,
Estaba parado en medio del camino.
La vida es un misterio-dije
Y seguí caminando...


Por Salvador Zacarias